Cuentan algunas tradiciones orales que fue la araña quien tejió la tela en la que reposa el mundo (la rejilla).
Se dice que la araña es la tejedora del destino, y que, como su tela, este te atrapa e inmoviliza dejándote indefenso. Sin embargo esta comprensión de la energía de la araña es ya solo válida para aquellos cuya conciencia permanece aún dormida.
La araña, trascendido el sueño de la separación, nos trae la creatividad de lo femenino, nos enseña a crear vida desde nuevas estructuras basadas en el amor y la sabiduría divina.
Su cuerpo en forma de ocho nos recuerda que es ella quien conecta cielo y tierra, masculino y femenino, con sus redes.
Estas redes son fuertes y extensas en los entornos que conservan su naturaleza intacta y van siendo cada vez más y más patentes en cualquier lugar del planeta. Unen a los seres vivos entre si sin distinción ninguna, pues se trata de una unión que da expresión a la vida, y allí donde hay vida las pulsiones de esta nueva energía creadora están cada vez más y más latentes.
La mente no comprende ni reconoce estos nuevos flujos que parecen, nutren los corazones y los hacen florecer dando al traste con viejas estructuras y desactualizando conceptos y sistemas de creencias.
En los cachorros, también en los nuestros, es donde estas pulsiones laten más fuerte. También de ellos podemos hoy día aprender como se aprende de la naturaleza, escuchando con respeto.
Para este tiempo algo confuso especialmente para la raza humana, el tiempo que los animales han dado en llamar el Tiempo de la Araña, varios animales ha ido ya dejando sus consejos en lo que va de año, la tortuga (http://www.marivisimona.com/2011/01/12/mensaje-de-las-tortugas/), las abejas ( http://www.marivisimona.com/2011/02/03/mensaje-de-las-abejas/), el pavo real (http://www.marivisimona.com/2011/03/15/la-tierra-se-mueve/ ). Pronto la pantera negra dejará también el suyo.
Sin embargo hay un mensaje continuo que recibimos de un tiempo a esta parte quienes acudimos a la naturaleza por guía . Cuando buscamos respuestas los árboles, el viento, los animales a nuestro alrededor nos dicen “Confía”, cuando es guía a por lo que acudimos contestan “Siente”.
Sentir y confiar son las claves báse el tiempo de la araña. Un tiempo que la mente aún no puede reconocer ni estructurar y los corazones libres disfrutan.

Como conectora de puentes que siempre ha sido, la araña llama,“Tiempo de comunicar de corazón a corazón”.
Si una araña aparece junto a ti, trasciende tu miedo, saluda con respeto y dale las gracias, ella comprenderá que has comenzado a entender su mensaje y comienzas a verla con los ojos del corazón. Su respeto por ti será mutuo y comenzará a hilar tu corazón a la red de amor que va tejiendo por todo el planeta. Confía y deja que te ayude a CREAR VIDA.

© Mariví Simona (www.entrespecies.com)

El derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación. El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.

Post relacionados