En astrología Quirón es el planeta que nos habla de nuestra herida esencial.

Desde las estructuras marcadas por Saturno conecta con la energía de innovación y revolución uranianos y se convierte así en la llave que nos abre a territorios inexplorados de nosotros mismos y de relación con la vida.

Dicen que es la herida que nunca llega a sanarse pero siempre buscamos sanar… yo creo que, sino sanarla, si podemos llegar a aceptarla y hacer de ella nuestra fortaleza esencial.

Mañana martes 17 de Abril este planeta cambia de signo y por lo tanto cambia su mensaje, un mensaje que tendremos unos 8 añitos para explorar, llegar a conocer bien, y crecer en él de maneras que aún no están descubiertas. Entrará en Aries, signo de energía masculina por excelencia, de fuego, con la fuerza de los inicios, fuerte, competitivo, agresivo.

 
QUIRÓN EN ARIES, a este lo conozco bien… No soy astróloga, pero soy usuaria de este Quirón y en estos años que comienzan mañana me atrevo a sospechar que la cosa puede ir por aquí:
Se acabaron las víctimas autoproclamadas. Y habrá que aprender a elegir batallas y ganarlas primero internamente o nos machacaremos a nosotros mismos y entre nosotros.
Lentamente irá surgiendo una nueva idea de lo que es la energía masculina y batallar. Los más torpes empezarán a acentuar su competitividad y su misoginia. Pero habrá menos personas dispuestas a aguantarles “a ver si cambian“- porque este Quirón no lleva bien el victimísmo, y de hecho puede pecar de insensible con el dolor de otros hasta que comienza a ayudarse a sí mismo y, o comienzan a ayudarse a sí mismos. 
 
Una tendencia a usar a la mujer y lo femenino puede acentuarse antes de empezar a desaparecer en sus propias cenizas. Porque recordemos que
 
Empezaremos a tener claro que para estar bien como individuos, cada uno tiene que hacer su propio trabajito, y que ese trabajito es completamente interno, personal e intrasferible, y cuandonos juntemos será para seguir creciendo en cooperación, ya sea en pareja y/o en sociedad (pero lo aprenderemos con dolor,  un dolor profundo y esencial).
 
Cuando por fin empecemos fluir con el mensaje que este Quirón nos trae, a fluir con su energía en vez de pelear con ella, descubriremos que no hay dos de nosotros iguales. Aprenderemos a valorar quienes somos sin necesidad de compararnos, perderá sentido competir porque valorar nuestra diferencia nos ayudará a valorar la diferencia en los demás (humanos y no humanos). La palabra TODOS florecerá en toda su plenitud en nuestra conciencia.
 
La capacidad de ayudar a otros a ayudarse se multiplicará exponencialmente y aparecerán guerreros espirituales reales, potentes como apenas hemos visto hasta ahora, que se crearon a sí mismos resurgiendo, ellos solitos, de sus propias cenizas, pues habrá sido así como se enamoraron de la vida…
 
 
… y es que descubrir la belleza en la propia muerte tiene consecuencias, maravillosas consecuencias…
Me atrevo a decir que estarán apoyados y guiados por los animales y la Naturaleza en maneras que antes no habíamos atrevido a soñar, pues el contacto profundo con la propia esencia que tendrán que buscar y vivir para aceptar su herida implica, inevitablemente, un igualmente profundo contacto con la Naturaleza como espejo y reflejo de la esencia femenina.
 
El choque entre la sombra y la luz de Quirón en Aries expresada a nivel social o mundial puede ser bien durito… y es posible que, precisamente, lo proyectemos de manera directa en la Naturaleza, entre quienes luchan contra ella, la teman y, en su miedo, quieran continuar en el intento de “controlarla” y hábito de “usarla y expoliarla como recurso” y aquellos que le abran su corazón, aprendan a escucharla, comprenderla, reconocerla dentro de sí mismos y deseen fusionarse con ella.
 
Pero todo ese dolor solo comenzará a resolverse de manera interna e individual. Conectando profundamente con la propia esencia, arrancando las tiritas y tomando conciencia bien clara de las propias heridas para aceptarlas y hacer de ellas nuestra fortaleza esencial.
 
Creo que esta será la principal toma de conciencia que nos dejará Quirón cuando salga de Aries, y que será desde ahí que comenzará su andadura en Quirón en Tauro… Ojalá. Pero mientras tanto, si podemos no perder el tiempo buscando ya más fuera, ganaremos un tiempo impagable. Porque la Naturaleza también se estará viendo afectada por este Quirón, también buscará sanarse su herida, empezar un nuevo ciclo, renacer de sus cenizas… y no nos conviene ser la herida.